Traslado. industriales del sector denuncian otra suba de la harina

 

Luego de una relativa calma en los precios, diversas empresas nucleadas en la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) anunciaron que subirán hasta 10% el precio de ese producto y sus derivados en los próximos días, debido a un nuevo incremento en la harina en esa misma proporción.

 

Así lo confirmaron ayer el vicepresidente de la Federación Industrial Panaderil bonaerense, Emilio Majori, y su par de Rosario, Gerardo Di Cosco. “Todo está aumentando; hace falta el aumento (en el precio del pan) para cubrir los costos. Va a haber que hacer un movimiento de hasta 10%”, dijo Majori. Por su parte, Di Cosco explicó: “La harina subió entre 7 y 10% esta semana. Aprovecharon que hubo aumentos en la harina común y ahora atacaron con la harina industrial. Vamos hacia incrementos del 4 a 5% en el pan y derivados”.

El titular de Faipa, Miguel Di Betta, aclaró que en el resto de los distritos la situación está bajo análisis, como es el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Tenemos el consumo por el piso, y con un nivel de informalidad muy grande, que llega al 50%o; la verdad es que un aumento lo tenemos que pensar un poco más”, agregó. Igual postura manifestaron Cristian Di Betta (Mendoza) y Pablo Albertus (Tucumán), desde donde remarcaron que la presión impositiva es muy elevada, la informalidad en ascenso y las ventas 50% por debajo de julio de 2019.

Las panaderías denunciaron ante la Secretaría de Comercio Interior el aumento de hasta 15% de todos los insumos y materias primas, lo que abre el interrogante sobre el precio en los comercios. El titular de la cámara rosarina de la industria del pan indicó que “tenemos problemas con el abastecimiento del azúcar, ya que no dejan entrar los camiones a Rosario desde otras provincias”.

 

                             

 

Por su parte, Miguel Di Betta expuso: “Los bolsillos no dan para más, pero es tremendo ver cómo nos suben las materias primas todos los días. Uno ve cómo los comercios se van deteriorando y cómo podremos mantener las fuentes de trabajo es nuestra preocupación”.