Frente el avance del coronavirus en el mundo y en particular en la Argentina, luego de que este sábado, se confirmaron otros once casos, el Gobierno nacional anunciará mañana formalmente lasuspensión de clases en todos los niveles de enseñanza del país, según confirmaron fuentes oficiales.


 
En principio, esta medida regirá por dos semanas y luego las autoridades definirán los pasos a seguir para facilitar las clases a distancia. De esta manera, no se interrumpirá el vínculo entre la escuela y los alumnos.
Durante la tarde del sábado, el Ministro de Educación, Nicolás Trotta, publicó en su cuenta de Twitter que se reunieron con el Ministro de Salud, Ginés González García, y la Unidad de Coordinación General, “para avanzar en las medidas progresivas vinculadas a la prevención del coronavirus en todas las entidades educativas”.
Horas antes, desde la cartera de Educación también habían recomendado a las universidades dar clases a través de formatos digitales, reprogramar el calendario académico y disminuir la cantidad de estudiantes por clase de modo tal que no ocupen más del 50% de las aulas ante la pandemia.
Por su parte, la Universidad de Buenos Aires (UBA) emitió esta noche una resolución en donde recomienda a cada facultad la reprogramación de sus clases hasta el 12 de abril.
Las primeras provincias en adoptar esta medida fueron Jujuy y Misiones la semana pasada, aunque en la segunda tampoco habrá clases por motivo de la expansión del dengue.
El viernes, en conferencia de prensa, González García sostuvo que desde el control de la epidemia, “podría ser contraproducente el cierre de los colegios”. “Tiene un impacto social muy grande y no tiene un impacto considerable en la salud. Los chicos no son un grupo vulnerable. Y si no van a la escuela están en otro lado y aumenta el riesgo para los adultos”, dijo.