La vivienda estaba ubicada en Ameghino al 300 y tenía peligro de derrumbe. Además, generaba intranquilidad porque delincuentes lo utilizaban como guarida.

El Municipio demolió esta semana una vivienda abandonada ubicada sobre Ameghino al 300 con peligro de derrumbe y que era utilizada por delincuentes como guarida.

El operativo fue coordinado por las Secretarias de Seguridad y Prevención Ciudadana y Planeamiento, Obras y Medio Ambiente, con la participación de Defensa Civil Campana.

 

Según se informó, el expediente se generó tras la denuncia de vecinos al propio intendente Sebastián Abella “que estaban preocupados no solo por el deterioro de la casa y, principalmente, por la seguridad de la zona porque se escondían delincuentes”.  

La destrucción del lugar se realizó luego de intimar al dueño y cumplirse todas las tareas administrativas legales necesarias para el caso.